Cómo escribir de lo cotidiano sin aburrir

Si asistimos a talleres o tenemos amigos escritores, en ocasiones estos nos comparten sus escritos que hablan sobre temas como la nada, el aburrimiento, la muerte, el vacío o la soledad, dicho así puede resultarnos extraño pero pensamos ¡seguro será un texto interesante! Pero no, escribir sobre el aburrimiento es difícil lograrlo sin aburrir al lector.

Y claro, los anteriores son temas apasionantes que han poblado la literatura universal durante años, la nada, el vacío o la muerte, pero hacerlo sin que el lector piense ¡aburrido!, es complicado pero no imposible, hablemos hoy de ello.

Cómo escribir de lo cotidiano sin aburrir

Imaginemos primeramente lo cotidiano, aquello que hacemos todos los días, y encontraremos que existen distintos tipos de cotidianidad:

  • La que nos atrae paz o tranquilidad: tomar una taza de café, despertar tranquilo, una noche de películas en familia.
  • La que no es grata: el lunes a primera hora, el tráfico, hacer cola en una institución.
  • La que es neutral: preparar los alimentos, tomar un baño, trabajar en oficina.

El primer punto para escribir sobre lo cotidiano será entonces:

¿Qué tipo de cotidianidad queremos reflejar?

Por ejemplo, tenemos hermosas obras basadas en la cotidianidad de la oficina, por ejemplo en La tregua del escritor uruguayo Mario Benedetti, tenemos una obra que se narra desde la realidad de un viudo solitario y cercano a jubilarse ¿qué pasa? Surge un romance.

Así, esto nos lleva al siguiente punto sobre cómo escribir lo cotidiano y esto es:

¿Qué vamos a hacer con esa cotidianidad?

  • Romperla: introducir un elemento que saque de lo cotidiano.
  • Mantenerla: con una obra que sea regular en su construcción y sin sorpresas.

Romperla es lo más sencillo para que no sea aburrido escribir sobre cosas de diario, pero resulta interesante mantener lo cotidiano pues podemos como escritores fijarnos no en lo que pasa, sino en aspectos como:

  • Por qué pasa
  • Qué reacciones genera en la psique de los personajes
  • Cómo su estado de aburrimiento afecta a los personajes

El nihilismo y la psicología como una herramienta de lo cotidiano

Podríamos además adentrarnos un poco en el nihilismo de la vida, pero nuestra perspectiva puede ser positiva, donde lo pequeño que somos no nos afecta, o negativo donde las ideas suicidas sean un motivo en el personaje, un nihilismo pasivo o activo, mucho se puede hacer al respecto.

No es literatura, pero ¿recuerdas el personaje de la serie de Mtv Daria? Ella es un personaje en la típica y cotidiana vida adolescente de los noventas, nihilista pasiva que ve el mundo de forma cínica pero a la vez desinteresada. ¿Daria era una serie aburrida? No para muchos de sus seguidores y motivo de fans incluso décadas después de su estreno.

Escribir sobre lo que nos pasa a diario es fascinante, un poco así se arma Madame Bovary de Gustave Flaubert, La hora de la estrella de Clarice Lispector, los poemas de Fernando Pessoa con todo y sus heterónimos, o películas ricas en el desarrollo psicológico como Little Childrens o Mi amigo Totoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestras redes sociales:

¿Quieres averiguar cuánto cuesta publicar tu libro?

Descubre ahora mismo el precio usando nuestro cotizador online.

Cotiza la publicación premium de tu libro

Utiliza nuestro cotizador en línea y calcula el precio estimado para la publicación de tu libro.

Pronto lanzaremos nuestra nueva plataforma de autopublicación

Deja tus datos para avisarte cuando lancemos la plataforma y así podrás publicar y vender tu libro en todo el mundo.