5 pretextos que te dices para no seguir tu sueño de escribir un libro

Todos nos decimos pretextos a veces para no enfrentarnos a la realidad, o quizá porque lo que tomamos para llenarlo de pretextos es tan importante para nosotros que, tememos enfrentarlo. Querer escribir un libro y hacer un libro son dos cosas distintas, pero los pretextos para no afrontar la hoja en blanco a veces son demasiado obvios y ¡podemos superarlos!

5 pretextos que te dices para no seguir tu sueño de escribir un libro

  1. No tengo tiempo

Sí, lo sabemos, encontrar el tiempo para escribir puede ser complicado entre el trabajo, la familia y… sobre todo entre la nueva serie de Netflix o los nuevos estados de Facebook de tus tías. Muchos de los escritores que admiramos como Roberto Bolaños que tuvo varios empleos durante su vida o Walt Whitman que fue periodista, profesor, empleado del gobierno y enfermero voluntario durante la Guerra Civil estadounidense,  no vivieron de escribir y a duras penas sacaban horas de su día para lograr su sueño pero, ¡si ellos pueden nosotros también!

  1. No tengo buena ortografía y escribo mal

¡Buenas nuevas! Existe este profesional que mágicamente soluciona ese problema en menos de lo que canta un gayo gallo, y se llama corrector profesional, el cual no solamente solucionará tu problema de ortografía, sino que puede echarte la mano con tus problemas gramaticales para que lo que digas, se exprese de la mejor manera.

  1. Tengo mi libro completo y terminado…en mi cabeza

Fue el director de cine Woody Allen quien alguna vez dijo: Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas. ¿Eres de los que saben de qué va su novela y se lo cuentan a todo el interesado pero jamás se sientan frente a la laptop a escribir? Ese puede ser un autosabotaje que estás haciéndote porque las novelas o los libros no se cuentan, se escriben, pues al escribirlos se dicen solos.

  1. Tengo mi manuscrito pero no sé cómo convertirme en autor publicado

Antes el negocio de la publicación esteba cerrado, un par de editores leía tu obra (si es que llegaba a sus manos), y ellos decidían si lo que leían llegaba a los aparadores de las librerías ¿era un negocio justo? Bueno no siempre, ya que esto daba para que solamente unos cuantos pudieran acceder a las grandes editoriales y no solo eso, con ganancias de 10% o menos. Hoy la autopublicación nos permite brincarnos todas esas trabas editoriales ¿y quieres saber lo mejor?, las ganancias pueden ser de hasta un 70%.

  1. Lo he intentado, pero es muy difícil

¿Recuerdas lo difícil que fue aprender a andar en bicicleta? ¿O recuerdas lo bobo que te sentiste la primera vez que hablaste en otro idioma? Algunas cosas, las que de verdad valen mucho la pena serán difíciles en un principio, pero no debemos desesperarnos, con el tiempo escribir es como andar en bicicleta, al principio se siente difícil, pero con el tiempo vamos tomando el equilibrio y la práctica necesaria para que nos resulta sencillo y sobre todo ¡lo disfrutemos mucho!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestras redes sociales:

Boletín mensual

Recíbe los últimos artículos del blog y novedades del mundo editorial, directamente en tu correo electrónico.

¿Quieres averiguar cuánto cuesta publicar tu libro?

Descubre ahora mismo el precio usando nuestro cotizador online.

Cotiza la publicación premium de tu libro

Utiliza nuestro cotizador en línea y calcula el precio estimado para la publicación de tu libro.